lunes, 12 de septiembre de 2011

Camerún: "Planchado" de pechos a niñas menores de 9 años.

Un dato: el 24% de las adolescentes en Camerún han sufrido el "planchado" de sus senos utilizando  diversos objetos calientes (piedra, espátula, machacador, hierbas, cáscaras de plátano, sal, aceite, hierbas), y lo ha padecido antes de los 9 años de edad, tan pronto como le empezaban a crecer los pechos, según datos ofrecidos por la campaña de concienciación de RENATA, un grupo que engloba a más de 250 asociaciones. 
Esta tradicional tortura se basa en la popular idea de que los pechos al crecer de pueden atraer a los hombres, lo que conlleva a mantener relaciones sexuales a temprana edad (no de manera siempre consentida)  y corren el riesgo de quedar embarazadas.

La campaña de concienciación es una iniciativa de una asociación que se denomina las "tías" (en francés tantines) en un programa que forma a madres adolescentes, que lo han sido sin desearlo, entre los 12 y los 18 años (algo que se estima que les ocurre al 21% de las chicas). Cerca de 15.000 jóvenes han recibido formación para educar a atros adolescentes en temas de salud reproductiva y sexual, incluida la prevención del sida.

En su web (www.tantines.org) explican las causas que motivan a la práctica del planchado. "La gente cree que los senos van a empujar a las niñas a tener relaciones sexuales precoces que pueden dejarlas embarazadas, creen que las niñas pueden crecer normalmente y continuar sus estudios después del planchado, y que las niñas no sufrirán vergüenza al no tener ya pechos", explican.

También exponen como esta desagradable práctica tiene terribles consecuencias inmediatas: un dolor insoportable, absceso y picazón, flujo de leche, insomnio, quistes, granos en los pezones,  infecciones de pecho y fiebre alta, asimetría del pecho o la desaparición total de los senos. Pero tiene otras consecuencias como favorecer el desarrollo de cáncer de mama, además de traumatizar e incapacitar a las niñas para llevar una vida normal, así como afectar negativamente a su comportamiento sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario