domingo, 11 de septiembre de 2011

Condenado a pagar 10.000 euros a su ex, por ausencia de sexo.

Tribunal de Aix-en-Provence, FRANCIA.
El Tribunal de Apelación de Aix en Provence condenó a Jean-Louis G., de 51 años, a pagar a su exmujer una indemnización de 10.000 euros por "ausencia de relaciones sexuales durante varios años".
El demandado había alegado en su recurso que "las relaciones simplemente se habían espaciado con el paso del tiempo", tenía "problemas de salud" y sufría "una fatiga crónica generada por los horarios de trabajo".
Pero el Tribunal de Apelación ha dictaminado en su sentencia que "las relaciones sexuales entre esposos son en particular la expresión de la afección mutua que se tienen", y le condena a la pagar la suma de 10.000 a se esposa quien había insistido en que la ausencia de sexo entre ambos estaba en el origen de su separación, y que eso mismo había contribuido en gran medida al deterioro de la relación de la pareja.
Lo que no queda concretado en las normativas francesas es la frecuencia (obligada o necesaria) de las relaciones sexuales en la pareja y tampoco se determina como la ausencia de relaciones se cuantifica en euros, lo que queda en manos de los jueces franceses.
El hecho de traducir a euros la ausencia de alegría en una pareja podría ser el último paso para decretar que la vida en común es un acuerdo económico, de hecho ya sabemos que un matrimonio es un contrato, pero hasta la fecha no se habían estipulado cuantías para el cariño.
No podemos predecir si en el futuro habrá que mirar las bolsas para saber a cuanto está el beso, el achuchón o la carantoña, pero una cosa es segura, las empresas financieras se frotarían las manos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario