martes, 22 de noviembre de 2011

INFORME "optimista" MUNDIAL DE ONUSIDA 2010. LAS CIFRAS DE LA ENFERMEDAD


Número estimado de adultos y niños que viven con el VIH 2010total 34,0 millones

ONUSIDA acaba de presentar su informe anual sobre la situación global del VIH, poniendo de manifiesto los preocupantes datos de una enfermedad que desde su inicio ha afectado a más de 60 millones de personas, y matado a cerca de 30 millones por causas ligadas al ello.

Las cifras relativas al año 2010 son elevadas: más de 33 millones de personas viven con el virus, se produjeron 2,7 millones de nuevas infecciones, murieron 1,8 millones de seropositivos. El África Subsahariana sigue siendo la región más afectada con el 68% de todas las personas con VIH. En esta zona el sida ha acabado con la vida de un millón de africanos cada año desde 1998. Preocupante es la situación de Europa del Este, donde el número de personas afectadas se ha incrementado en un 250% desde 2001, principalmente por su propagación en Rusia y Ucrania.

Sin embargo, también hay algunos datos que invitan a la esperanza. La medicación ya alcanza al 47% de los infectados por el VIH, lo que significa que son 6,6 milones de los 14,2 millones de posibles beneficiarios en los países con ingresos bajos o medios (en los ricos se supone que la cobertura es del 100%). Un año antes había 1,4 millones de personas menos en tratamiento. El impacto de la medicación no solo se debe medir por las personas que la toman, sino por los casos que se evitan, ya que el tratamiento es una eficaz vía de prevención de la transmisión del VIH que causa el sida, según confirman cada vez más estudios. La prueba es que el número de nuevos casos disminuye en casi todo el mundo (son unos 2,7 millones frente a los 3 millones de hace menos de cinco años), sobre todo en África. Y ello debido en gran parte a que Sudáfrica, uno de los países con mayor incidencia de sida, tiene un ambicioso programa para dar medicación.
Asimismo, la prevalencia del VIH entre los jóvenes se ha reducido en un 25 % gracias a la adopción de métodos para reducir el riesgo de trasmisión.
La crisis no ha impedido que la extensión de los tratamientos antivirales continúe, sin embargo, durante 2010 los programas frente al sida contaron con 15.000 millones de dólares (unos 11.000 millones de euros), menos de lo que sería necesario. Con una financiación estimada entre 22.000 y 24.000 millones de dólares (entre 16.000 y 19.000 millones en euros) para los próximos tres años, ONUSIDA calcula que se evitarían 12,2 millones de nuevas infecciones por VIH (1,9 millones en niños) entre 2011 y 2020. Asimismo se impedirían 7,4 millones de muertes.
Para ONUSIDA, las actuaciones encaminadas a frenar la enfermedad del sida en los próximos años deben pasar por dirigir los programas a las poblaciones de alto riesgo, prevenir las nuevas infecciones en los niños, fomentar un cambio de los comportamientos de riesgo en los jóvenes; promover y distribuir los preservativos; así como aumentar el tratamiento, cuidados y apoyo a las personas que viven con VIH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario