martes, 6 de diciembre de 2011

POSITIVE GENERATION, UN PROYECTO CONTRA EL SIDA

Con motivo de la celebración el pasado 1 de diciembre del Día Mundial del Sida, la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras ha lanzado al mercado un proyecto musical denominado Positive Generation. Voces por un futuro sin sida, cuyos beneficios irán destinados a luchar contra el VIH en el continente africano.
El proyecto incluye un disco-libro, un documental dirigido por David Trueba y una página web, y ha visto la luz gracias a la colaboración desinteresada de músicos, compositores e intérpretes de todo el mundo, entre ellos Alejandro Sanz, Antonio Carmona, Estrella Morente, Andrés Calamaro y Juan Luis Guerra. Estos artistas interpretan temas junto a coros formados por los grupos de apoyo a pacientes del VIH en Zimbabue, en una fusión musical que es el mejor ejemplo del acercamiento abierto y positivo que requiere la lucha individual y colectiva contra el sida.
En Zimbabue, un país gravemente castigado por la pandemia donde se calcula que viven con la enfermedad 1,2 millones de adultos (1 de cada 7 ) y 150.000 niños, el tratamiento antirretroviral no llega a todas las personas que lo necesitan urgentemente. Los actuales momentos podrían ser esperanzadores por los logros médico-científicos alcanzados, que permitirían controlar la propagación del virus. Sin embargo, la escasez de fondos internacionales y los recortes económicos como consecuencia de la crisis, están poniendo en peligro dos lustros de avances en este sentido. Desde Médicos sin Fronteras no dejan de recordar que estos recortes son muy peligrosos y pueden costar vidas. “Es imprescindible que los gobiernos cumplan con su responsabilidad de seguir aportando dinero para mantener el tratamiento de las personas que ya lo han iniciado y para amplar el acceso al mismo”.
Durante los dos últimos años ha habido un descenso general de la financiación de programas de VIH/sida por parte de los donantes internacionales, pero la tremenda disminución actual se debe a la actitud de los países donantes del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida: algunos han reducido las cantidades que se comprometieron a pagar (caso de Dinamarca y Holanda), mientras que otros han dejado de contribuir totalmente debido a la situación económica en sus países (éste es el caso de Irlanda, Italia y España). Médicos Sin Fronteras trabaja junto a las autoridades de salud de muchos países que dependen del apoyo del Fondo Mundial para el suministro de tratamientos vitales para su población. Por eso, como indica el presidente internacional de la organización médico-humanitaria, el Dr. Unni Karunakara, no es el momento de “disparar a las ruedas de la ambulancia justo cuando empezamos a ver los beneficios de la inversión”.
Positive Generation (música por un futuro sin sida): por poco dinero puedes regalar vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario