domingo, 18 de diciembre de 2011

Víctimas de la violencia: 22 millones de mujeres.


Algo grave sucede en nuestra sociedad cuando en los Estados Unidos, paradigma del progreso en muchos aspectos, una de cada cinco mujeres ha sido víctima de una agresión sexual al menos una vez en su vida. Así parece desprenderse de la recién publicada Encuesta Nacional sobre Violencia Sexual y de Pareja, referida al año 2010 y elaborada por el Centro Nacional para la Prevención y Control de Lesiones, a partir de entrevistas realizadas a más de 16.500 adultos (9.000 mujeres). El informe presenta datos relacionados con tipos de violencia que no se habían medido previamente, como violencia sexual a parte de la violación, agresión psicológica verbal, control coercitivo y control de la salud reproductiva o sexual.
Si el 18 % de la población femenina afirma haber sido agredida sexualmente, entonces son 22 millones de mujeres las que sufren o han sufrido esta violencia, en la mayoría de las ocasiones por parte de un familiar o un conocido. Además, es una violencia que se vive en silencio, pues muy pocas se atreven o se deciden a denunciar.
“Esas formas de violencia sexual se ensañan especialmente con las mujeres, que, además, debaten más abiertamente [que los hombres] los efectos inmediatos y la carga sobre su salud a largo plazo de las agresiones sexuales”, explica la doctora Linda C. Degutis, directora de la agencia nacional que ha publicado el informe. De hecho, las cifras relativas a mujeres contrastan con las referidas a hombres, entre los que el número de agresiones sexuales desciende hasta el 1,4%.
En España, aunque no existe ningún informe estatal similar, sí puede afirmarse que gran parte de las agresiones sexuales se cometen en el entorno de la víctima, que casi siempre es una mujer o una niña. En el caso de menores, un 80 % de los niños/niñas víctimas de abusos tiene un vínculo emocional con el agresor, aunque este problema suele permanecer oculto en los hogares, y la no existencia de cifras o análisis contribuye a que no salga a la superficie.
En lugar de asombrarnos y escandalizarnos al leer los datos, quizás deberíamos preguntarnos sobre las razones de esta realidad, y si la educación sexual basada en el respeto no es cada vez más necesaria. El respeto es la base de la convivencia humana, debemos comenzar por respetar a los que tenemos a nuestro lado.

2 comentarios:

  1. No es por menospreciar la violencia, en todas sus formas, ejercida a nivel planetario sobre la mujer, pero... 16.500 adultos (9.000) mujeres entre 250 millones.

    Creo que ciertas estadísticas, por ciertas que sean, habría que fundarlas mejor.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Lo terrible de las estadísticas es como se calculan, 9.000 mujeres entrevistadas, en un año, en Estados Unidos... de cualquier manera, los datos no duelen, lo que duelen son los golpes ...uno solo que recibas, aunque no sea físico, aunque no seas mujer...
    Otro beso para tí Roberto, y mucha felicidad.

    ResponderEliminar