lunes, 6 de febrero de 2012

Ropa ajustada para el baloncesto femenino


Ésta es la máxima impuesta por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) para la temporada 2011/2012, de momento para la Euroliga, aunque la intención es que la nueva imagen se extienda por todo el baloncesto europeo.
En mayo pasado, Sakis Kontos, responsable de comunicación de la FIBA aseguraba que “la situación proporcionará una identidad común a todo el baloncesto femenino, como acontece ya en otros deportes”. Sin embargo, la polémica no hacía sino comenzar, y ya son muchas las voces que se alzan contra esta medida por considerarla sexista. 

La normativa impone:

camisetas y pantalones que sigan los contornos corporales. 
pantalones con un máximo de 2 centímetros entre la tela y la piel. 
pantalones con un mínimo de 10 centímetros por encima de la rodilla. 

Patrick Baumann, secretario general de la FIBA, respondió ante las primeras quejas que suscitó la medida que las jugadoras eran “grandes atletas pero también bellas atletas, por lo que no hay motivo para no mostrarlo”. Por su parte, la ex-jugadora de baloncesto y miembro de la Comisión de la Mujer de la FIBA en Europa, Elisabeth Cebrián, explicaba que la norma pretende “diferenciar los uniformes de los hombres de los de las mujeres para hacer el baloncesto femenino más atractivo”.

Sin embargo, esta normativa indigna a la mayoría de las deportistas. La Asociación de Jugadoras de Baloncesto (AJUB) ya publicó el año pasado un comunicado rechazándola, y otras asociaciones como el Consejo de Mujeres del Municipio de Madrid también se han opuesto a la medida. El Foro de Hombres por la Igualdad ha mostrado su rotundo rechazo a la decisión de la FIBA por considerarla denigrante, sexista y discriminatoria. Estas dos últimas asociaciones invitan a mostrar el desacuerdo con la medida y a apoyar a la jugadora norteamericana del Galatasaray turco, Diana Taurasi, que hasta el momento es la única que se niega a vestir ajustándose a la nueva norma, lo que le está acarreando importantes sanciones económicas (500 euros por partido).

Lo que sí parece ignorar la FIBA son las recomendaciones que aparecen en la Guía Digital “Deporte y Mujeres en los medios de comunicación”, una iniciativa en la que participa el Consejo Superior de Deportes, que se enmarca dentro de los programas “Plan A+D” y “Mujer y Deporte”, y que pretende ofrecer a los medios de comunicación un manual de sugerencias básicas para mejorar el tratamiento de la información deportiva desde la perspectiva de género.

La autora del libro es la Doctora en Ciencias de la Información por la UCM y especialista en género y comunicación Pilar López Díez, y no está de más recordar lo que recomienda al tratar sobre los estereotipos que los medios construyen sobre las deportistas (el primero y más habitual, el de la belleza):

“Se debe evitar la utilización del cuerpo de las deportistas como reclamo informativo. La noticia debe centrarse en los logros o eventos deportivos, sin desviar la atención hacia el físico de las participantes.

Se evitará utilizar referencias sexistas al físico, el uso de estereotipos degradantes y las frases condescendientes.

Las fotos de mujeres deportistas que ilustren las informaciones corresponderán a su participación en el evento y al texto de la noticia. Se aconseja el uso de imágenes de las deportistas en acción propia de su disciplina deportiva y la no utilización de poses que refuercen los estereotipos. Del mismo modo, se evitarán las referencias a su apariencia o cuidado personal, al igual que se hace con los deportistas, a menos que tengan una relación directa con la práctica deportiva”.

2 comentarios:

  1. El sexismo intenta institucionalizarse en el deporte. LOs representantes deberían valorar sus creencias y sus intenciones al establecer normativas de este tipo.

    ResponderEliminar
  2. De nuevo nos encontramos con la estrategia Victoria Kent. Al igual que cuando se debatía el voto para las mujeres en España utilizaron el testimonio y la vindicación de Victoria Kent (una mujer, igual que hacen en este artículo) para que se opusiera al voto de las mujeres, repiten estrategia para defender la "bondad" de esta medida de modo que se oculta quienes son realmente los interesados en que las mujeres no accedan en igualdad de condiciones,de trato y oportunidades, sino como meros objetos bellos, al deporte. Hace poco otra noticia sobre el tenis alarmaba, anunciando que a partir de ahora se intentará educar a las tenistas (sólo a las tenistas) para que no griten tanto (aludiendo que eran gritos muy similares a los provocados durante el orgasmo). Otra vez, denigrando los logros y capacidades de las mujeres en el deporte (espacio exclusivo de los hombres hasta hace bien poco, y el cual siguen defendiendo) y centrando la atención en aspectos que nada tienen de deportivos.
    Estamos en un momento histórico de grandes resistencias y luchas contra el feminismo: en el deporte, en la política, en los medios de comunicación, en la sexualidad...
    Los y las feministas debemos de deconstruir estas noticias y darles la máxima difusión de la gran condescendencia que tienen estas actuaciones.
    Pilar López Moreno

    ResponderEliminar