martes, 10 de abril de 2012

MAYORES DE 65 Y SEXUALMENTE ACTIVOS


Una reciente investigación publicada en The Journal of Sexual Medicine analiza los factores que influyen en la actividad sexual de las personas mayores en España, y permite “conocer una realidad social no suficientemente tratada”, como señala Domingo Palacios, investigador de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y autor principal del trabajo.
Los resultados se basan en la Encuesta Nacional de Salud y Sexualidad realizada sobre 1.939 ancianos heterosexuales durante el año 2009, y ponen de manifiesto que el 62,3% de los hombres y el 37,4% de las mujeres son sexualmente activos, especialmente en la franja de edad comprendida entre los 65 y los 74 años. Las prácticas sexuales más habituales son los besos, las caricias y la penetración vaginal, y las menos practicadas son la masturbación y el sexo oral. 
Las razones principales por las que la población mayor española no tiene relaciones sexuales son la viudedad y la enfermedad física de la pareja. Y como factores que limitan la actividad sexual en ambos sexos destacan: ser mayor de 75 años, no tener pareja, poseer un bajo nivel educativo, una mala percepción de la propia salud y la sexualidad, padecer dos o más enfermedades crónicas y tomar al menos dos medicamentos. 
A pesar de su falta de visibilidad, los mayores de 65 años también tienen relaciones sexuales; ya en el año 2006 un trabajo realizado por médicos de familia en Cataluña sobre más de 100 personas, mostraba a un 60% afirmando que las mantenía con una frecuencia media de cuatro veces al mes. Asimismo, los datos publicados en el New England Journal of Medicine en 2008 a partir de una encuesta realizada en Estados Unidos, indicaban que el 73% de la población de este país, con una edad comprendida entre 57 y 64 años, practicaba sexo, disminuyendo ese porcentaje a medida que aumentaba la franja de edad considerada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario