jueves, 24 de mayo de 2012

TALLER DE BIODANZA Y PLACER

Desde Sexpol os invitamos 
participar en un interesante taller: 
BIODANZA Y PLACER 
¡saludable y sin
conocimientos 
de danza!
Comienza el sábado 2 de Junio
(ver grupos abajo)


SOBRE LA BIODANZA
Es un Sistema de re-educación e integración afectiva (creado por Rolando Toro Araneda, psicólogo y antropólogo chileno en los años 60) con el objetivo de rescatar y potenciar los aspectos más saludables de las personas. Su nombre proviene de la palabra “bios” que significa vida y “danza” que significa “movimiento pleno de sentido”. Se utilizan, como herramientas de trabajo:
  • La música, el sonido, el ritmo, la voz… que crean un terreno favorable para despertar nuestras facultades creativas.
  • Los ejercicios o danzas, que proponen movimientos cargados de emoción que nos impulsan a la acción, a aprender a gestionar nuestros afectos, conocerse y conocer a los demás.
  • Las situaciones de encuentro con el grupo, el grupo es esencial porque induce nuevas formas de comunicación y vínculo afectivo, un laboratorio en el que cada participante encuentra permiso para ensayar nuevas formas de interacción y acercamiento que podrá trasladar a su núcleo familiar, red de amistad, relaciones de pareja, laborales, sociales…

¿A QUIÉN VA DIRIGIDA?
A todas las personas, independiente de su edad, constitución física, procedencia, género, etc… es una actividad saludable que tod@s pueden experimentar, además no es necesario saber danzar. 

SUS OBJETIVOS SON:
1. Favorecer el autoconocimiento y desarrollo personal.
2. Facilitar la integración grupal
3.Conexión con el movimiento propio y placentero de nuestro cuerpo para fortalecer nuestra autoestima.

Y  SUS BENEFICIOS...
1. Recuperación de la percepción del ritmo propio y externo, para la autorregulación en beneficio de nuestra salud.
2. Disminuir los niveles de estrés y elevar las defensas del sistema inmunológico.
3. Expresión y diálogo corporal auténtico para favorecer una nueva forma de comunicación.
4. Armonía, fluidez y empatía para mejorar nuestras relaciones.
5. Expresión de la fuerza, vitalidad para desarrollar nuestra asertividad y “poner límites”.
6. Potenciar las cinco líneas de vivencia que la Biodanza trabaja: la vitalidad, la afectividad, la sexualidad, la creatividad y la trascendencia.

BIODANZA
 Y SEXUALIDAD
A través de tiempos inmemoriales la idea del cuerpo ha sido asociada al dolor, a la enfermedad y al sufrimiento. Esta visión determina actitudes y estilos de vida conformistas y dependientes. El temor al sufrimiento sólo se vence desarrollando la capacidad de placer. Hasta tal punto está desprestigiado el placer dentro de la escala de valores convencionales, que para muchos es sinónimo de superficialidad, frivolidad, o materialismo.

Sensibilizarse para encontrar los caminos que conducen al placer, es parte del aprendizaje en Biodanza. Aprender a disfrutar de todos los pequeños y grandes placeres que brinda la vida, es el más importante de los aprendizajes. El placer de la danza, en el sentido de Biodanza, es la primera apertura. Hacer conciencia sobre los placeres cotidianos, es otro camino; el placer de bañarse, el placer de caminar sobre el césped o sobre la arena de la playa. El placer de respirar, el placer de beber agua; el placer de los alimentos. El placer de acostarse a dormir, el placer de levantarse. El placer del trabajo creativo, el placer del contacto con personas queridas. La actitud para el placer puede desarrollarse en todo ser humano.

Desde hace siglos se considera al cuerpo un esclavo de la mente. Pues bien, hay que revisar ese concepto. El cuerpo envía información precisa a nuestra mente, pero nosotros desestimamos tales informaciones. Cuando estamos cansados, deshidratados, necesitados de amor, hambrientos o con sueño, tenemos en nuestra mente algo diferente: un proyecto, una obligación que nos hace postergar la respuesta al sensible llamado del organismo. No sabemos si tenemos deseos sexuales y, sin embargo, intentamos copular; no sabemos si deseamos comer o beber ni cuándo hemos saciado el apetito o la sed. Hemos perdido la capacidad de oír el lenguaje cenestésico. La unidad y armonía interna se deterioran a expensas de proyectos exteriores. Hemos desvalorizado hasta el infinito lo corporal. En Biodanza descubrimos que el cuerpo es gentil, el cuerpo es tierno, posee una armonía maravillosa. El cuerpo es voluptuoso e intrínsecamente bello.


BÚSQUEDA DEL PLACER A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO
Movilizar el cuerpo desde la interioridad, puede llegar a ser una fuente permanente de placer y salud. Ahora bien, cualquier movimiento dirigido hacia la destrucción o cualquier movimiento acelerado o demasiado tenso, tiende a romper la unidad y la armonía del perfecto estar en sí mismo.
Durante el baile, el alumno debe ir ajustándose a sensaciones internas de bienestar, buscando persistentemente movimientos que lo estimulan voluptuosamente, eliminando en lo posible movimientos periféricos y mecánicos.

EFECTOS DE BIODANZA SOBRE LA SEXUALIDAD
1. Superar la inhibición Los participantes pierden progresivamente el miedo al contacto. Disminuyen los sentimientos de culpabilidad adquiridos culturalmente. Al superar la inhibición sexual desaparecen los conflictos neuróticos que tienen su origen en la autorrepresión.
Los componentes histéricos de la personalidad tienden a desaparecer rápidamente.

2. Vencer el miedo a entrar en intimidad. Para muchas personas, el encuentro con los extraños es superficial y emocionalmente pobre. A través de los ejercicios, la expresión de las emociones se torna espontanea y sincera.
La capacidad de entrar en relaciones más profundas, mejora notablemente.

3. Tomar contacto con el propio cuerpo. Un gran porcentaje de personas no sienten su propio cuerpo sino cuando aparece el dolor.
Es muy importante tomar contacto con el placer cenestésico y sentir el cuerpo como fuente de placer.

4. Capacidad de proporcionar placer. Los ejercicios de Biodanza, capacitan a las personas para ser fuentes de placer para otros. Mejora la cualidad de las caricias y la adaptación sexual, debido a la fluidez y al feed-back adquiridos en Biodanza.

5. Descubrimiento de la propia identidad sexual. Los participantes de Biodanza descubren su propia identidad sexual a través de algunos ejercicios. Esto significa que cada uno entra en contacto con sus personales afinidades eróticas y no es movilizado por la ambigüedad de las atracciones.

6. Desarrollo global de la capacidad sexual. El rendimiento sexual aumenta en intensidad y frecuencia. Los órganos genitales se vigorizan por la estimulación emocional y las vivencias de la línea de la sexualidad, con todas sus consecuencias endócrinas para la salud y para la intensidad del placer. Las crisis de disfunción erectiva y de falta de deseo o de excitación tienden a desaparecer.

En cuanto a la profesora:
   Lydia Estrella

*Licenciada en Psicología por la UCM (Universidad Complutense de Madrid) 1996-2001
*Profesora Didacta de Biodanza por la IBF (International Biocentric Foundation) Madrid, Milán 2003-2006.
*Educadora en Igualdad y Prevención de Violencia de Género por la DGM (Dirección General de la Mujer) Madrid, 2009-2010.
*Profesora de Hatha Yogapor la International Vishwaguru Yoga and meditation Institute, con Violeta Arribas en Padmasana Center,Madrid 2010-2011.

El precio del taller es de 50 Euros y se incluye en el precio una clase de yoga gratis, en los horarios a convenir por los alumnos.

Para apuntarse hay dos grupos:
GRUPO 1: Sábado 2 de junio de 11:00 h a14:00 h y de 16:00 h a 19:00h. 
GRUPO 2: Miércoles 6 de junio de 17:00 h a 20:00 h y Miércoles 13 de junio de 17:00 h a 20:00 h
Más Información:  Fundación Sexpol

No hay comentarios:

Publicar un comentario