lunes, 4 de junio de 2012

2 millones de españoles sufren disfunción eréctil


En los últimos datos recopilados se calcula que hay cerca de 2 millones de españoles que sufren disfunción eréctil, con más prevalencia en las personas de mayor edad. Así, entre los 18 y los 40 años afecta al 17% de los hombres; entre los 40 y los 70 años, al 47%, y a partir de los 70 años afecta al 72%. En un alto porcentaje, que ronda el 15 % de los casos las soluciones farmacológicas no sirven o están contraindicadas. Esto supone que unos 300.000 hombres españoles con disfunción eréctil necesitarían una prótesis de pene para disfrutar de una vida sexual plena,y así se desprende de las declaraciones de los coordinadores del VIII Curso de Implantes de Prótesis de Pene, que organiza el Instituto de Medicina Sexual en el Hospital Universitario Madrid Sanchinarro.

El pasado mes de mayo la revista Journal of Sexual Medicine presentó un estudio que demuestra que más del 60% de los pacientes a los que se les implantó un dispositivo con una válvula inflable "retornan a la actividad sexual relativamente rápido, con una alta frecuencia de uso de sus prótesis". 

Hoy día los resultados de la cirugía de prótesis de pene demuestran que es una solución segura y durable, y además avanza en mejoras como se demuestra en un nuevo dispositivo presentado en el curso, con la adaptación de las prótesis a la anatomía del paciente, en forma de trébol, que según el doctor Rosselló, "hace más cómoda su inserción y su anclaje en el espacio creado por el cirujano ".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que para disfrutar de una vida sexual completa han de coexistir varios factores como: la posibilidad de disfrutar de una actividad sexual reproductiva, el ejercicio de la sexualidad sin temores o vergüenzas y, finalmente, una actividad sexual libre de trastornos orgánicos, enfermedades o alteraciones que las entorpezcan. Pero es cierto que aún queda un largo camino por recorrer en la manera con que el hombre afronta la disfunción eréctil y la forma en que la pareja acuda o no al médico en busca de ayuda; la disfunción eréctil además problemas de ansiedad, nerviosismo y cambios de humor, puede llegar a producir una depresión

1 comentario:

  1. Claro que queda un largo camino!!

    Sobre todo si las farmacéuticas siguen empeñadas en llevarse el gato al agua, o mejor dicho, comerste todo el pastel económico que los problemas de erección, sumados a los modelos actuales de masculinidad y de vergüenza, son capaces de producir.

    Es curioso ver cómo los libros de Psicología establecen porcentajes payoritarios en laas causas psicógenas, mientras que con las farmacéuticas aparecen porcentajes incluso mayores en las soluciones médicas o artificiales. O_o

    Habría que desmentir bastantes mitos y no me da espacio aquí.... ;)

    ResponderEliminar