martes, 5 de junio de 2012

Defensas Femeninas


La vuelta a las playas y piscinas, puede favorecer el desequilibrio y la aparición de infecciones femeninas debido, entre otros factores, a la humedad del bañador. También la época de exámenes y el estado de ánimo que lo acompaña así como otras situaciones de bajada de defensas ayudan a la aparición de este tipo de problemas femeninos, sin olvidar la ingesta de antibióticoa, principal destructor de la flora interna.
Las infecciones vaginales son el motivo más común de las consultas ginecológicas, y suponen el 80% del total de las consultas. "Un desequilibrio en la flora vaginal puede dar lugar a patologías como la vaginosis bacteriana —el tipo más común de infección vaginal— o la Candidiasis, que es la segunda causa de vaginitis en mujeres en edad fértil y adolescentes», explica la doctora Ana Rosa Jurado, médica y sexóloga, miembro del grupo de probióticos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia y Secretaria del grupo de trabajo de Sexología de Semergen.
En ocasiones basta con tratamientos sencillos a base de óvulos vaginales y cremas Los antifúngicos o bactericidas locales suelen ser eficaces y fáciles de usar, pero fallan a la hora de restaurar el equilibrio vaginal perdido. Este problema se suple con los preparados probióticos vaginales, que contienen lactobacilos, y que suponen un buen complemento terapéutico.
Los lactobacilos son probióticos utilizados para restablecer el equilibrio de la flora vaginal y cuentan con efectos antialérgicos, inducen la liberación de citocinas anti-inflamatorias y aumentan la inmunoglobulina, es decir, tienen un efecto anti-inflamatorio y aumentan las defensas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario