jueves, 7 de junio de 2012

III EDICIÓN DE VIH EN ESPAÑA




En la tercera edición de “VIH en España”, celebrada en Madrid, se han reunido expertos internacionales con el objetivo de impulsar estrategias de prevención y diagnóstico precoz de la enfermedad, pues, como se ha puesto de manifiesto, se sigue detectando tardíamente. 

Según declaraciones del eurodiputado socialista Andrés Perelló, los estudios realizados por el Parlamento Europeo permiten afirmar que casi la mitad de los nuevos casos de infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) a nivel europeo son mujeres y, de ellas, el 45 % tienen entre 15 y 24 años, por lo que defiende estrategias de prevención específicas para este segmento de población. 

El doctor José María Gatell, coordinador de la Plataforma VIH en España, ha reconocido que llevan más de 25 años recordando que cualquier persona, sea cual sea su condición sexual, puede ser víctima de este virus. "Se trata de una enfermedad básicamente de transmisión sexual y se contagia también por vía heterosexual", ha insistido. 

Por su parte, el jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, doctor Santiago Moreno, ha lamentado que "la mitad de los pacientes se diagnostiquen tardíamente" pues ello conlleva que "el tratamiento retroviral sea menos eficaz y la tasa de mortalidad sea mayor". Sus consejos pasan por aumentar las pruebas de diagnóstico a la población que tengan más riesgo de contagio, como personas que ejerzan la prostitución o acudan a consulta por alguna enfermedad de trasmisión sexual, y centrarse en el colectivo más susceptible de mantener relaciones sexuales sin protección y en las zonas con más casos de VIH.

Se estima que entre 130.000 y 150.000 personas padecen VIH en España, de las cuales un 30 % lo desconoce, y cada año se diagnostican cerca de 4.000 nuevos casos. Para el eurodiputado Perelló los recortes económicos no pueden influir en la prevención y tratamiento del VIH. "Dejar a un inmigrante con VIH en la calle es dejar una bomba suelta", ha denunciado el eurodiputado, quien ha calificado este hecho como "un crimen de lesa humanidad", que supone "sembrar la enfermedad voluntariamente”.

Por cada caso de VIH diagnosticado se pueden evitar tres casos más. Además, un diagnóstico tardío aumenta las probabilidades de que se produzcan esas transmisiones, y cuanto más tarde se empieza el tratamiento, más caro y problemático es y peores resultados logra. Estas apreciaciones adquieren más importancia dentro del grupo de hombres heterosexuales, el más numeroso de los diagnosticados tardíamente. Sin embargo, los que mantienen relaciones homosexuales representan el colectivo más concienciado con el problema, y reciben un diagnóstico más temprano.

Desde hace años, las autoridades sanitarias de mayor prestigio en el mundo (la Organización Mundial de la Salud, la Agencia del Medicamento de EEUU, el NICE inglés) recomiendan la generalización de la prueba del VIH más allá de los tradicionales grupos de riesgo. "No se trata de sustituir grupos sino de ampliarlos", explicaba durante su intervención Julia del Amo, investigadora del Instituto de Salud Carlos III y del European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC).

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Importantísimo el recordatorio de que no hay grupos de riesgo sino conductas de riesgo. Tengas la edad, ideología, gustos musicales, orientación sexual... que tengas, eso no es lo que hace que vayas a pasar por una infección de transmisión sexual (ITS), sino lo que hagas. Y un diagnóstico a tiempo es fundamental no sólo para el tratamiento sino también para prevenir la ITS a otras personas. En la Fundación disponemos de un teléfono gratuito (Sex_inform) para cualquier consulta sobre éste y otros temas de sexualidad en los que te pueda asaltar una duda: 91 522 23 33

    ResponderEliminar