lunes, 18 de junio de 2012

SER MUJER EN LA INDIA



El estudio de la fundación Thomson Reuters, basado en las conclusiones de 370 especialistas en género, señala a la India como el peor país del G20 para ser mujer, y ha sido publicado antes de la cumbre del grupo de países más industrializados y emergentes, que tendrá lugar en México los días 18 y 19 de junio.

Los parámetros considerados por los profesionales para establecer la clasificación son: políticas de igualdad de género, salvaguardas contra la violencia, explotación, y acceso a la sanidad. En base a ellos, el estudio sitúa a la cabeza a Canadá, seguido de Alemania, Gran Bretaña, Australia y Francia, y en el último lugar a la India.

Infanticidio, esclavitud, matrimonio convenido… estas son algunas de las situaciones que esperan a las niñas nacidas en la India. “En la India, las mujeres y las muchachas son vendidas, casadas a los 10 años y quemadas vivas en disputas por la dote, y chicas muy jóvenes son explotadas en trabajos de servicio doméstico” afirma Gulshun Rehman, consejero de desarrollo del programa de salud de Save The UK y uno de los especialistas encuestados.

Ser mujer en la India es una desgracia, mayor cuanto más inferior sea la casta a la que se pertenezca.. La falta de acceso a la sanidad, a la educación y a unas condiciones de vida dignas son parte de su vida. Las familias prefieren tener hijos varones, de manera que cada año son más de 600.000 los casos de abortos estimados de niñas. Y las que nacen no tienen un futuro más halagüeño. En ocasiones son abandonadas al poco de nacer, o, ante la situación de escasez y miseria, son alimentadas peor que sus hermanos varones. En 2010 se registraron 56.000 casos de mortalidad materna, según el Centro Internacional para la Investigación de la Mujer, el 44,5% de las niñas son obligadas a contraer matrimonio antes de los 18 años, y según un estudio realizado por UNICEF, el 52% de las mujeres justifican que el hombre golpee a su esposa.

Mientras México ultima sus preparativos para la cumbre del G20, en la que los líderes de las principales economías mundiales se centrarán en buscar soluciones a la crisis europea, la publicación de este estudio invita a la reflexión. Los miembros del G20 son considerados los países más industrializados y emergentes del planeta, pero existen situaciones en ellos, como las referentes a la igualdad de género, que deberían modificarse para hablar realmente de naciones desarrolladas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario