domingo, 7 de octubre de 2012

LOS CAMBIOS DEL HOMBRE MADURO



Según Francisco Cabello, director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, la testosterona disminuye en torno al uno por ciento anual, y ello podría ser la causa de la tristeza o irritabilidad de muchos pacientes que acuden al médico con estos síntomas y únicamente consiguen que se les receten antidepresivos. En el marco del reciente Congreso Europeo de Sexología se han celebrado unas sesiones que, bajo el título “¿Qué se esconde detrás de los cambios del hombre maduro? Reflexiones sobre la conducta biopsicosocial” se ha apuntado una posible causa para explicar los cambios de humor de los varones a partir de cierta edad: el denominado síndrome por déficit de testosterona (SDT), que podría estar afectando a un porcentaje de entre el 5 y el 10 por ciento de la población masculina. 

Cuando el hombre entra en su madurez, su cuerpo y su metabolismo comienzan a cambiar. La disfunción eréctil puede hacer su aparición acompañada de otros síntomas como pérdida de vitalidad, fatiga, obesidad y falta de concentración. El SDT no solo está relacionado con problemas sexuales, también puede ir ligado a cambios cognitivos que tienen que ver con la memoria y la atención. Existen estudios que avalan la relación entre el Alzheimer, la depresión o diversas patologías del sueño, con el SDT. 

Al tratarse de una patología infradiagnosticada, los expertos defienden la necesidad de realizar tests de evaluación de testosterona biodisponible a los varones de entre 45 a 50 años que presenten determinados síntomas, entre ellos, padecer disfunción eréctil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario