miércoles, 17 de octubre de 2012

VIOLENCIA DE GÉNERO EN SITUACIONES DE CONFLICTO


Como recientemente denunciaba la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, la violencia sexual en los conflictos sigue siendo endémica, y, de media, tan sólo el 14% de las violaciones denunciadas terminan en una condena. Esta situación es la que la llevó a pedir, en el marco de la Asamblea General de la ONU y junto a otras organizaciones, una compensación para las mujeres víctimas de violencia sexual en conflictos armados y a exigir esfuerzos para que estos crímenes no queden impunes. 

La expresidenta chilena especificó que, en las áreas sumidas en conflicto, las mujeres se ven desproporcionadamente afectadas por "la violencia sexual, los desplazamientos forzosos, la destrucción de infraestructuras civiles y las violaciones de derechos”. 

Otros participantes en el encuentro manifestaron también su preocupación por el tema, como la representante especial de la Secretaría General de la ONU sobre la Violencia Sexual en Conflictos, Zainab Bangura, que señaló que "durante demasiado tiempo" estos crímenes "han tenido coste cero para aquellos que violan a mujeres, niños y hombres, mientras que el coste y el estigma lo cargan las víctimas”. Asimismo, el ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague insistió en la necesidad de acabar con la impunidad de la violencia sexual en zonas en conflicto, al tratarse de un azote silencioso que arruina las vidas de los supervivientes, predominantemente mujeres, pero también muchos hombres y niños, cuyas historias permanecen ignoradas. 

Bachelet puntualizó que la justicia, en estos casos, debe incluir “compensación y reparaciones que permitan a las mujeres recuperar las pérdidas, aliviar la pobreza y convertirse en miembros plenos de la sociedad en condiciones de igualdad”. 

La campaña internacional para poner fin a la violación y la violencia de género en situaciones de conflicto (Stop Rape & Gender Violence in Conflict) instó a los gobernantes a "que hagan lo correcto y adopten medidas inmediatas que hagan justicia a los supervivientes", ya que estos "son maltratados dos veces, primero por los culpables de los crímenes y después por los Gobiernos que no aplican el estado de derecho". Esta campaña une a diversas organizaciones y personas que exigen el desarrollo e implementación de planes específicos que pongan fin a estos delitos, al tiempo que ejerce presión para que se tomen medidas de prevención, protección de víctimas y enjuiciamiento de los responsables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario