jueves, 27 de diciembre de 2012

LA CRISIS EMPEORA LA SITUACIÓN DE LA MUJER TRABAJADORA


La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, ha presentado el informe “Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres”, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el más completo publicado hasta la fecha sobre el tema. En el documento se analizan las desigualdades de género en materia de desempleo, empleo, participación de la fuerza de trabajo, vulnerabilidad, y segregación sectorial y profesional. La conclusión que arroja el texto es que la crisis no ha hecho sino aumentar las disparidades de género en el desempleo en todas las regiones del mundo, tendencia que se prevé que continúe al menos hasta 2017, y ha supuesto para las mujeres la destrucción de 13 millones de empleos, además del empeoramiento de la calidad de los trabajos de las mujeres empleadas. 

El informe recoge una serie de directrices políticas para ayudar a los hogares a reducir los prejuicios de género en las decisiones relativas al trabajo y a disminuir las disparidades de género en el mercado laboral. “Las mujeres están atrapadas en su papel de madres de familia y en sus labores caseras y es realmente necesario diseñar políticas que limiten la carga de este trabajo gratuito y que permitan poner en marcha programas que incrementen la participación masculina en estas tareas”, explicó la expresidenta chilena. Además, Bachelet insistió en que más allá del acceso al empleo hay que tener en cuenta si éste es o no de calidad, abogando por hacer todo lo necesario para lograr mayores niveles de “trabajo decente”, pues “todavía muchas mujeres trabajan en la informalidad y en condiciones vulnerables”. 

Algunas de esas directrices pasan por mejorar las infraestructuras en el campo para ayudar a las mujeres de los medios rurales; suministrar servicios de cuidado a menores y a ancianos; invertir en programas que promuevan la repartición de las responsabilidades familiares; promover sistemas fiscales que no desincentiven económicamente a las familias con dos fuentes de ingresos; y establecer medidas que eliminen el impacto negativo de la interrupción de la actividad profesional como consecuencia de la maternidad. Bachelet también defendió “las cuotas y otras medidas especiales transitorias para abrir puertas y dar espacio, tanto en política como en la empresa, a las mujeres”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario