lunes, 21 de enero de 2013

ÁNGELUS INTERRUPTUS


Femen es un movimiento feminista ucraniano fundado en 2008 y conocido por llevar a cabo acciones de protesta en las que sus activistas muestran el torso desnudo con mensajes escritos en contra del turismo sexual, instituciones religiosas, agencias de matrimonio internacionales, sexismo, y otros asuntos sociales nacionales e internacionales. La plaza de San Pedro del Vaticano fue el escenario el pasado domingo 13 de enero de una de sus acciones protesta, en este caso para expresar su apoyo a los derechos de los homosexuales. Aprovechando el momento en que el Papa Benedicto XVI rezaba el ángelus desde la ventana de su apartamento, cuatro mujeres accedieron a la plaza y se desnudaron de cintura para arriba mientras mostraban lemas escritos sobre sus propios cuerpos. En el pecho de las activistas se podía leer “Shut up” (“Cállate”) y en su espalda “In gay we trust”, peculiar adaptación del lema estadounidense “In God we trust” (“en Dios confiamos”), que figura en monedas y billetes. Rápidamente fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y detenidas. 

No es la primera vez que este grupo feminista lleva a cabo acciones reivindicativas de los derechos de los homosexuales. En noviembre pasado hicieron acto de presencia frente a los asistentes a una de las numerosas marchas convocadas en Francia contra el proyecto de ley de matrimonio igualitario. 

Tampoco es la primera protesta reivindicativa de los derechos de los homosexuales que tiene lugar en la Plaza de San Pedro durante el rezo del ángelus. A finales del año pasado un pequeño grupo de activistas italianos mostraron pancartas con lemas como “soy lesbiana, no una amenaza“ o “las uniones homosexuales no amenazan la paz, las armas sí“. Los manifestantes quisieron protestar entonces por un reciente discurso del Papa en el que éste incluyó el matrimonio entre personas del mismo sexo en la lista de elementos que amenazan la paz mundial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario