jueves, 17 de enero de 2013

ASISTENCIA A LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN PONTEVEDRA



Desde el edificio judicial de A Parda (Pontevedra) explican que uno de los cometidos de la unidad de atención al ciudadano de los juzgados es proporcionar asesoramiento sobre los recursos que tienen a su disposición las víctimas de violencia de género en aquella provincia gallega, si bien, y dada la adecuada labor llevada a cabo en este sentido a otros niveles, la utilización del servicio no es demasiado elevada. 

Por un lado, los agentes de la Policía Nacional y Local son, en la mayoría de los casos, los primeros en contactar con las víctimas y, de este modo, los primeros en proporcionar a las mujeres información sobre los recursos existentes para su protección y asistencia. Y por otro, la propia Fiscalía de Pontevedra presta atención a las víctimas de violencia de género, aunque, como recordaban desde el Ministerio Público en la primavera pasada, tienen grandes dificultades a la hora de mantener las acusaciones por el hecho de que muchas mujeres que dan el paso de informar a las autoridades del calvario que están sufriendo, retiran la acusación a los pocos días e incluso a las pocas horas (en porcentajes cercanos al 60 por ciento). 

A pesar de las mejoras conseguidas en nuestro país en los últimos años en materia de igualdad, resulta fundamental no bajar la guardia y atender especialmente al aspecto de la sensibilización de la sociedad. Como explican desde el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, existen mitos que alejan de la solución del problema y que solapadamente justifican la violencia y se convierten en obstáculos y resistencias. Son los siguientes: el mito de la violencia de baja intensidad, por el que se tienden a minimizar determinadas violencias; el mito del alcohol, drogas o trastornos mentales como causa de la violencias; y el mito de las denuncias falsas y de las justificaciones culturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario