martes, 29 de enero de 2013

CURSO DE SEXUALIDAD PARA MUCHACHONES


“Agárrense muchachones, porque ahora sí que vamos a hablar de sexualidad como Dios manda”. Con este reclamo se anunciaba hace unos días en la página web del Obispado de Alcalá de Henares (Madrid) un curso sobre sexualidad dirigido a los jóvenes universitarios que vivan o estudien en esa ciudad. Desde febrero hasta julio, los participantes asistirán los primeros viernes de cada mes a una charla con preguntas durante 45 minutos, antes de la Oración Diocesana de Jóvenes.

Este Obispado ha recibido críticas en los últimos meses por las polémicas manifestaciones de su máximo representante, Juan Antonio Reig Pla, quien en la homilía retransmitida por TVE el pasado mes de abril se dirigió "a aquellas personas que, llevadas por tantas ideologías, acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana, piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo, se corrompen y se prostituyen, o van a clubes de hombres". Posteriormente, El Obispo de Alcalá de Henares recibió el apoyo de los sacerdotes de esta localidad en la defensa de la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad, según la cual ésta tiene un origen psíquico que “permanece en gran medida inexplicado”.Las palabras del Obispo de Alcalá de Henares en la homilía del pasado Viernes Santo llevaron a la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) a denunciar al prelado ante la Fiscalía de Madrid por un delito de “provocación a la discriminación y al odio”, si bien, la denuncia fue finalmente archivada.

1 comentario:

  1. Es esto intrusismo? O es simplemente un último cartucho de ciertos sectores por recuperar la atención perdida?
    Prefiero pensar cualquier cosa que no sea que lo hacen realmente convencidos de su idoneidad, de sus beneficios para la sociedad o de ser una verdad indiscutible (como por otros lados nos muestran muchas veces)
    Sea como sea no es Sexológico, ni Científico, ni Sanitario, ni... ni... ni...

    ResponderEliminar