lunes, 4 de marzo de 2013

28 DE FEBRERO DE 2013 - DÍA EUROPEO DE LA IGUALDAD SALARIAL

Se acorta la brecha, pero las mujeres aún trabajan 59 días más al año que los hombres para percibir el mismo salario

Por tercer año consecutivo la Unión Europea ha celebrado el Día de la Igualdad Salarial con el fin de recordarnos “las condiciones de desigualdad a las que las mujeres tienen que hacer frente aún en el mercado laboral”, como ha señalado la Vicepresidenta y Comisaria de Justicia de la Comisión Europea, Viviane Reding, quien también hizo referencia a la falta de motivos para la celebración, pues la reducción en la brecha salarial se ha debido fundamentalmente a una reducción en el sueldo de los hombres, y no a un aumento en el de las mujeres. 

La elección cada año del Día de la Igualdad Salarial viene determinada por la fecha en la que las mujeres, por término medio, habrían obtenido la misma retribución que la obtenida de media por los hombres en un año. El objetivo perseguido es doble: concienciar a la ciudadanía sobre la diferencia de retribución existente, e impulsar a todos los agentes implicados a tomar iniciativas adicionales para eliminar esa diferencia de retribución. Así, en 2011 y a partir de una brecha salarial del 17,5%, se determinó que una mujer debería trabajar 64 días más al año que un hombre para percibir el mismo salario, lo que llevó a celebrar esta jornada el día 5 de marzo. En 2012 la brecha se había reducido al 16,4%, de tal forma que el segundo Día Europeo por la Igualdad Salarial se situó en el 2 de marzo. En 2013, con una brecha salarial del 16,2%, la celebración ha recaído en el 28 de febrero, lo que simbólicamente significa que cada mujer en la Unión Europea debería trabajar 59 días de forma extraordinaria para situarse en el mismo nivel salarial que los hombres. 

Aunque el dato estadístico confirma una tendencia a la baja, las razones hay que buscarlas principalmente en el impacto de la crisis económica, que ha supuesto que se trabaje más a tiempo parcial o en condiciones peor remuneradas en distintos sectores laborales, especialmente en aquellos dominados por los hombres, como la construcción o la ingeniería. Viviane Reding insistió en la necesidad de colaborar con el mundo empresarial para obtener resultados tangibles todos los días del año, colaboración de la que es muestra el proyecto Equality Pays Off (“La igualdad es rentable”), que trata de lograr una mayor concienciación de las empresas de los argumentos comerciales de la igualdad de género y salarial, ofreciéndolas un mejor acceso al potencial de mano de obra femenino y diversos instrumentos que las ayudan a reducir la diferencia salarial. 

Una de las manifestaciones del proyecto Equality Pays Off será un foro empresarial que se celebrará el 21 de marzo de 2013 en Bruselas con la participación de 150 empresas de toda Europa con el fin de intercambiar experiencias de fomento de la igualdad, en particular las que abordan las causas de la desigualdad salarial de género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario