miércoles, 22 de mayo de 2013

UN MES DEDICADO A LA MASTURBACIÓN


Desde que en 1994 la doctora Joycelyn Elders declarara que la masturbación es algo propio de la sexualidad humana, y que como tal debería ser enseñado, hecho por el que fue apartada de su puesto al frente del Departamento de Salud de los Estados Unidos, se celebra en aquel país el mes de mayo de una forma especial. Las declaraciones de Elders tuvieron lugar en el marco de una conferencia de Naciones Unidas sobre el SIDA, en respuesta a una pregunta sobre lo apropiado de promover la masturbación entre la juventud como forma de actividad sexual de bajo riesgo, pero supusieron el fin de su carrera pública. Una mujer negra, funcionaria pública, hablando públicamente sobre sexo en los Estados Unidos, no era algo fácilmente asumible por determinados sectores de la sociedad estadounidense, y el presidente Clinton, que personalmente la nominó para encabezar el Departamento de Salud del Servicio Publico de Salud de los Estados Unidos hacía escasamente un año, la obligo a renunciar a su puesto, explicando que Elders había demostrado valores que eran “contrarios a los del gobierno”. 

Ante lo que fue considerado como una destitución injusta, la marca de juguetes sexuales Good Vibrations decidió responder instaurando el mes de mayo como el Mes Nacional de la Masturbación, conmemoración que con el tiempo se ha institucionalizado. Anualmente se celebra un “Masturbate-a-Thon” (maratón de la masturbación), que este año tendrá lugar el sábado 25 de mayo en San Francisco; por cada hora en la que el público participe, los patrocinadores de la idea efectuarán donativos destinados a ONGs como ScrewSmart y Pleasure Rush para que ofrezcan cursos de educación sexual y colaboren así en el objetivo de eliminar los tabúes existentes en torno a esta práctica natural y beneficiosa, pero señalada como inmoral e incluso dañina para la salud a lo largo de la historia. La doctora Carol Queen, cofundadora del Centro para el Sexo y la Cultura de San Francisco, no ha dudado en proclamar su similitud con una walk-a-thon (caminatas organizadas para recaudar fondos), “excepto porque, en este caso, al finalizar no te duelen los pies, a menos de que te masturbes de una forma poco común”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario