martes, 25 de junio de 2013

EDUCACIÓN SEXUAL: UNA ASIGNATURA OBLIGATORIA


La educación sexual es una materia obligatoria a partir de los once años en paises como Suecia y Dinamarca, desde hace más de cincuenta años. En el caso de Dinamarca la asignatura se trata no solo como una clase de anatomía sino que se analiza el desarrollo del cuerpo así como la masturbación, y al entrar en el instituto, a partir de los 14 años se tratan también las enfermedades de transmisión sexual, donde hay programas especializados. “Es un tema interdisciplinario y muchas escuelas forman un equipo a veces compuesto por profesores y una enfermera de la escuela o un consejero. A veces los alumnos forman parte de ese equipo o, al menos, participan en la planificación”, explica Hans Olsson, consejero jefe de la Asociación Sueca para la Educación Sexual (RFSU).

La asignatura que se desarrolla con tertulias en grupo y visitas a clínicas para jóvenes, tiene la finalidad de informar sobre cómo protegerse a sí mismos y a sus parejas y ofrecer el conocimiento necesario sobre la pubertad, el amor, la imagen de uno mismo, la primera vez, la masturbación, los métodos anticonceptivos, género, orientación sexual, salud, VIH y aborto. A medida que los niños crecen los programas educativos van cambiando para adaptarse a sus experiencias. “La posibilidad de discutir, reflexionar y trabajar sobre las actitudes, normas y valores en relación, por ejemplo, con el uso de condones, el sexo, hostigamientos y expresar el amor es importante”, explica Olsson.

La diputada conservadora Ulrika Karlsson, portavoz en el parlamento sueco de temas de salud sexual y reproductiva incide en que la materia, que nada tiene que ver con la ideología política, se incluye no solo en los currículos educativos de las escuelas; también en los objetivos de salud del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario