jueves, 13 de junio de 2013

HOMOFOBIA RUSA


La concentración que tuvo lugar a finales de mayo en Moscú para protestar por la aprobación de una ley contra la “propaganda de la homosexualidad” se saldó con la detención de más de treinta personas, entre ellas, algunas que intentaron agredir a los participantes. Entre los detenidos se encontraba Nikolai Alekseev, uno de los activistas LGTB rusos más visibles y cofundador del Moscow Pride y del colectivo GayRussia, quien ha sido atacado hace unos días cuando regresaba a Moscú procedente de Kostroma, donde acudió para presentar una apelación a la decisión de un tribunal local de mantener la prohibición de manifestaciones LGTB. 

Tanto la ley contra la “propaganda homosexual” como la decisión de las autoridades moscovitas de prohibir las manifestaciones homosexuales han sido duramente condenadas por las organizaciones de defensa de los derechos humanos. A ello hay que añadir la iniciativa promovida por el presidente ruso de que antes del 1 de julio estén efectuados todos los cambios precisos para impedir que los niños rusos sean entregados en adopción a parejas homosexuales extranjeras. Putin también ha supervisado un resurgimiento religioso que pretende dar a la Iglesia ortodoxa (cuyo líder ha sugerido que la homosexualidad es una de las principales amenazas de Rusia) un mayor papel como autoridad moral. 

Una encuesta del centro de investigaciones Levada, realizada en 45 regiones del país el año pasado, reveló que solo el 1 % de los rusos siente respeto por los homosexuales. El 66 % de los rusos manifestó su repulsa hacia los gays y el 60 % hacia las lesbianas. Cerca del 50 % de los rusos cree que los homosexuales deberían recibir tratamiento médico o psicológico, mientras que un 13 % considera que deberían ser procesados judicialmente. Los activistas de los derechos de los homosexuales han denunciado el aumento de actos violentos contra este colectivo en los últimos meses. De ello son muestra dos recientes asesinatos, en los que se ha identificado la homofobia como motivo del crímen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario