miércoles, 12 de junio de 2013

MOVILIZACIONES EN FRANCIA CONTRA LA LEY TAUBIRA


El pasado domingo 26 de mayo una multitud de manifestantes invadió las calles de París celebrando una nueva “manif por tous” para expresar su rechazo a la ley Taubira (en alusión a Christiane Taubira, ministra de Justicia francesa), ley mediante la que se aprobó recientemente el matrimonio homosexual en Francia. Desde distintos rincones del país acudieron manifestantes de todas las edades para secundar la protesta, siguiendo la llamada lanzada desde las parroquias católicas de Francia. Jean-Luc Brunin, encargado de las cuestiones de familia y sociedad en la conferencia episcopal francesa, afirmó que “la Iglesia ha contribuido a la reflexión y a sacar a la sociedad de la uniformidad de pensamiento que se le ha querido imponer”, matizando que “no se ha colocado en un terreno político ni de confrontación”. Pero desde noviembre pasado los opositores al texto legal se manifiestan periódicamente por las calles francesas en defensa de la familia tradicional, con un mensaje que ha movilizado a los sectores conservadores y a asociaciones religiosas de diferente credo, y al que se han unido grupos extremistas que desencadenan acciones violentas al final de las concentraciones. 

A la última protesta se sumaron políticos de la derecha y su desarrollo tuvo lugar en medio de un gran despliegue de seguridad. Ante el ambiente de tensión que se vivía, el propio ministro del Interior hizo un llamamiento el día previo para que no se acudiera a la manifestación con niños pequeños. Al final de la concentración, la presidenta de “Manif pour Tous”, Ludovine de La Rochère, anunció que el combate continuaría. "Vamos a seguir desplegándonos y estructurándonos para convertirnos en una fuerza ciudadana", afirmó. "Nuestro objetivo es empezar a aceptar militantes a partir de junio, pesar más en el debate público, luchar contra la ley Taubira y sus consecuencias y defender el futuro de la sociedad y los valores de Francia". 

Un sondeo publicado el mismo día de la manifestación revelaba que el 53 % de los franceses apoya el matrimonio homosexual (diez puntos menos que en noviembre, cuando comenzaron las movilizaciones), y que un 72 % cree que las manifestaciones deberían terminar ya. Mientras tanto, los contrarios al matrimonio homosexual no pierden oportunidad de protestar contra la ley Taubira, aprovechando cualquier ocasión que pueda servir de altavoz a su mensaje; ya lo hicieron en la final de Roland Garros y se preparan para el próximo Tour de France.

No hay comentarios:

Publicar un comentario