miércoles, 25 de septiembre de 2013

ESTRELLAS CONTRA LA HOMOFOBIA RUSA


Madonna o Lady Gaga ya han mostrado su postura crítica ante la homofobia promovida por el Gobierno ruso, negándose a actuar en aquel país mientras se mantengan las medidas aprobadas en junio "contra la propaganda homosexual". Ahora es Cher la que asegura haber rechazado participar en la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en febrero de 2014 en la localidad rusa de Sochi. "No puedo dar nombres, pero un amigo mío, que es un gran oligarca allí, me llamó para preguntarme si me gustaría ser una embajadora de los Juegos Olímpicos y abrir la ceremonia. Inmediatamente le dije que no. Me gustaría saber por qué ha explotado allí todo este odio hacia los gays. Él me dijo que el pueblo ruso no comparte la manera en la que el gobierno hace las cosas”. Así se ha expresado la cantante y actriz en una entrevista concedida al medio digital canadiense Maclean's. Algunas fuentes ven en el millonario político Suleyman Kerimov al protagonista de la invitación que Cher habría rechazado con el fin de mostrar su solidaridad con la comunidad homosexual rusa. La conocida artista está comprometida con los derechos de las personas LGTB desde hace tiempo, y es madre de Chaz, quien nació mujer pero se sometió a una operación de cambio de sexo en 2009, tras 40 años viviendo dentro de un cuerpo con el que no se identificaba sexualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario