lunes, 21 de octubre de 2013

DONDE HAY PASTA BARILLA HAY UNA FAMILIA TRADICIONAL


La campaña para boicotear a la marca de pasta italiana Barilla, uno de los primeros grupos alimenticios italianos, hizo que Guido, el presidente de la multinacional, se viera obligado a pedir disculpas públicas por "haber herido la sensibilidad de tantas personas". El 25 de septiembre Guido Barilla afirmó en un programa de radio de su país que su empresa nunca haría publicidad con homosexuales "porque a nosotros nos gusta la familia tradicional", a lo que añadía que "si a los gays no les gusta, siempre pueden comer pasta de otra marca". Estas declaraciones desencadenaron un aluvión de críticas por parte de asociaciones de gays y políticos de izquierdas, así como una campaña de boicot hacia la empresa. También reaccionaron voces conocidas que en su día prestaron su imagen a Barilla en campañas publicitarias de la marca, como el escritor Darío Fo o la cantante Mina. La repercusión que han tenido las palabras del magnate de la pasta le llevaron a grabar un vídeo en inglés en el que reiteraba sus disculpas y se mostraba dispuesto a reunirse "con representantes de los grupos que mejor representan la evolución de la familia, incluyendo a aquellos a los que he ofendido con mis palabras”. El encuentro entre Guido y diversas organizaciones LGTB italianas ya se ha producido, y, aunque no se han concretado propuestas, parece que las disculpas han sido aceptadas y existe intención de colaborar mutuamente en el futuro. Mientras tanto, empresas de la competencia como Buitoni y Bertolli no han perdido el tiempo y han aprovechado para incluir en su publicidad de Facebook un guiño hacia los consumidores de sus productos, cualquiera que sea su orientación sexual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario