viernes, 11 de octubre de 2013

HUYENDO DE LA HOMOFOBIA EN SIERRA LEONA


En el continente africano se vulneran de forma violenta y sistemática los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Sierra Leona, uno de los países más pobres del mundo, es también un país en el que la homosexualidad se persigue y castiga con penas de entre 7 y 14 años de cárcel. De este país proceden George Reginald Freeman, Denzil Morlai Kargbo y Ephraim Bernard Wilson, tres jóvenes que han crecido soportando la homofobia en su lugar de origen y cuyo activismo en defensa de los derechos del colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) les sigue uniendo ahora que se han visto obligados a huir y a solicitar asilo en España. 

Todos sufrieron el rechazo de la sociedad y la incomprensión por parte del entorno familiar. Freeman, estudiante de Derecho, fundó en Sierra Leona la asociación Pride Equality (Igualdad del Orgullo), a la que pronto se unieron colaboradores como Kargbo, estudiante de Informática y jugador profesional de fútbol, y Wilson, estudiante de Administración de Empresas. A lo largo de sus años de activismo, los tres fueron víctimas de la intolerancia, que llegó a traducirse en amenazas de muerte y asaltos callejeros, especialmente a raíz de sus intervenciones en programas de radio. El acoso se recrudeció a lo largo de este último verano por unas declaraciones de Freeman en MTV, criticadas por parte de un diario. Gracias a la ayuda recibida desde la Fundación Triángulo pudieron escapar de la persecución a que eran sometidos en su país. Ahora, mientras se adaptan a su nueva vida en España, desean "seguir trabajando por la visibilidad del colectivo LGTBI y mostrar su realidad en África".

No hay comentarios:

Publicar un comentario