viernes, 8 de noviembre de 2013

DISFUNCIONES SEXUALES TRAS LA MASTECTOMÍA


El cáncer de mama provoca la extirpación quirúrgica de una o ambas mamas de manera parcial o completa en más de la mitad de los casos, lo que puede generar algún tipo de disfunción sexual, principalmente disminución de la libido y dolor en las relaciones sexuales. La pérdida de uno o de ambos pechos puede ser muy traumatizante, la mujer puede sentirse incómoda con su imagen corporal e insegura sobre si su pareja la seguirá considerando sexualmente atractiva, y ello puede derivar en algún tipo de afectación sexual. La ginecóloga y adjunta al Servicio de Andrología de la Fundació Puigvert recuerda que existen tratamientos para las disfunciones sexuales, y su recomendación pasa por suministrar la información pertinente a las pacientes desde el momento del diagnostico de la enfermedad, para que desde ese mismo instante tengan conocimiento de lo que les puede pasar y conozcan las opciones de tratamientos efectivos. 

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética calcula que solo el 30% de las mujeres que han sufrido una mastectomía son operadas para la reconstrucción mamaria (de ellas, únicamente el 40% de forma inmediata), pero la reconstrucción mamaria tras una mastectomía es un derecho incluido en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud español, y debería darse a conocer a todas las afectadas. La reconstrucción del pecho puede ayudar a que una mujer disfrute más de su sexualidad, porque puede contribuir a que se sienta más plena y atractiva. Miles de mujeres son diagnosticadas cada año de cáncer de mama, y a un elevado porcentaje de ellas se les practica una mastectomía. Las mujeres que van a vivir con esta nueva situación una parte importante de su vida tienen derecho a hacerlo en las mejores condiciones posibles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario