miércoles, 20 de noviembre de 2013

LAS AMENAZAS PARA LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA Un informe enfrenta a la Eurocámara, que rechaza su votación

La socialista portuguesa Edite Estrela
Implantar programas de educación sexual obligatorios en colegios e institutos, garantizar la disponibilidad de anticonceptivos baratos o gratuitos, no criminalizar el aborto, o evitar la discriminación a mujeres solas o lesbianas en el acceso a los tratamientos de fertilidad, son solo algunos de los puntos recogidos en el informe sobre derechos sexuales y reproductivos que no llegó a votarse en el Parlamento Europeo el pasado 22 de octubre. La oposición manifestada por los eurodiputados conservadores al documento elaborado por la socialista portuguesa Edite Estrela, determinó su devolución a la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de la Eurocámara para su modificación y reformulación. 

En el texto no votado se recomendaba que, "como objetivo de derechos humanos y salud pública, los servicios de aborto de calidad deben ser legales, seguros y accesibles, dentro de los sistemas de salud pública de los Estados miembros”, insistiendo en que “en ningún caso” debe promoverse el aborto como método de planificación familiar. También consideraba que la maternidad subrogada es una “comercialización” de los niños y mujeres, por lo que lo consideraba una “amenaza” para la salud de las mujeres y para los Derechos Humanos. Instaba a los Estados miembros a aplicar medidas de prevención y de educación para frenar el embarazo adolescente y la transmisión de enfermedades, solicitando que los recortes económicos y la crisis no supusieran un lastre para el acceso a los anticonceptivos y a otros elementos importantes en materia de salud reproductiva, como las mamografías o las revisiones ginecológicas. 

El reenvío a la Comisión de Derechos de la Mujer fue aprobado por 351 votos frente a 319 y 18 abstenciones, sin calendario estipulado para proceder a un nuevo debate, lo que podría suponer que el informe no saliera adelante es esta legislatura, que finaliza en abril. Pero la eurodiputada Estrela es optimista, y confía en que se le dará prioridad a un documento sólo retocado en la forma y no en el fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario