lunes, 4 de noviembre de 2013

VIOLACIÓN DE LA INTEGRIDAD FÍSICA DE LOS NIÑOS


Así ha decidido la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, en una resolución aprobada el pasado 2 de octubre, considerar la circuncisión religiosa, lo que ha provocado las quejas de las comunidades judía y musulmana. El Ministerio de Exteriores israelí y la Asociación Judía Europea lo han visto como una ofensa y un ataque a sus tradiciones; también el presidente del Parlamento de Turquía ha expresado su crítica hacia una resolución que "no contribuirá a salvaguardar ni mejorar los derechos humanos ni las libertades". 

El Consejo de Europa, en su defensa y protección de la democracia y los derechos humanos, dirige recomendaciones a los órganos legislativos de sus 47 países miembros. En la citada resolución, la Asamblea Parlamentaria se muestra "particularmente preocupada por una serie de violaciones de la integridad de los niños”, entre las que incluyen la mutilación genital femenina y la circuncisión de niños jóvenes por razones religiosas, así como las primeras intervenciones médicas infantiles en el caso de los niños intersexuales, los castigos corporales, los 'piercings', los tatuajes o la cirugía plástica en niños. Por ello, insta a los países miembros a consensuar "los derechos del niño a la protección contra violaciones de la integridad física" y a "adoptar disposiciones jurídicas específicas para garantizar que ciertas operaciones y prácticas no se lleven a cabo antes de que un niño sea lo suficientemente mayor como para ser consultado". La resolución se debatió sobre la base de un informe de la Comisión de Asuntos Sociales, Salud y Desarrollo Sostenible, y fue aprobada por 78 votos favorables frente a 13 en contra y 15 abstenciones. 

La circuncisión es una práctica común entre judíos y musulmanes, y también en países como Estados Unidos, en donde se realiza por cultura pediátrica desde que en los años ochenta la Academia Americana de Pediatría lo aconsejara, aunque la medida no parece tener un claro y unánime respaldo facultativo. En 2007 la Organización Mundial de la Salud y ONUSIDA recomendaron por primera vez la circuncisión para reducir el riesgo de contraer el sida por vía heterosexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario