viernes, 31 de enero de 2014

MENOS SEGUROS SIN VELLO PÚBICO


Las consultas de los dermatólogos han detectado de un tiempo a esta parte un aumento de los casos de enfermedades de transmisión sexual que estarían directamente relacionadas con la moda de depilarse la zona púbica, tanto en hombres como en mujeres. El vello corporal no está de adorno. El de la cabeza, el de las cejas y pestañas, y también el del pubis, que protege ante heridas, golpes genitales e infecciones durante las relaciones sexuales. 

El vello púbico tiene una función protectora que desaparece con la depilación, y el preservativo no protege una zona que necesariamente se ve sometida a fricción durante las relaciones sexuales. Da igual el método utilizado. Las posibles infecciones en la piel se transmiten más fácilmente ante la ausencia de pelo, especialmente si la depilación ha sido reciente. Si el pelo ha sido rasurado hace días, los pelos incipientes irritarán aún más la zona de contacto.

Desde la perspectiva femenina, la actriz Cameron Díaz, que reivindica las bondades de llevar una vida sana, ha presentado hace unos días su libro "The body book", despertando polémica por defender los beneficios del vello público y criticar los procedimientos cosméticos que lo eliminan definitivamente. "El vello púbico sirve como una hermosa cortina para esa persona que está intentando descubrir tu sexualidad. Ella mantiene tus tesoros privados, lo que podría avivar a un amante a echar un vistazo a lo que tienes que ofrecer", afirma la actriz en el capítulo dedicado al elogio del pubis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario