viernes, 24 de enero de 2014

MUY LEJOS DE ISLANDIA Permisos de paternidad y brecha de género


Conseguir la igualdad en el plano de la realidad es una meta que suele encontrarse con muchos obstáculos que dificultan la reducción de la brecha de género. En este objetivo, es crucial la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, como fácilmente puede comprobarse al observar los cambios sociales que esta medida conlleva en otros países. Buena muestra de ello es Islandia, país en el que la equiparación de permisos, efectiva desde el año 2000, fue objeto de ampliación en diciembre de 2012. La socióloga Guðný Björk Eydal, una de las impulsoras del proyecto, defiende que la equiparación de los permisos es fundamental para eliminar estereotipos, corregir la discriminación del mercado laboral, lograr la igualdad y, además, proveer a niños y niñas del cuidado que merecen por parte de ambos progenitores. Los resultados de esta política social pueden verse en el ámbito familiar y en el laboral, logrando que los hombres se involucren más en las tareas que tradicionalmente se reservan a las mujeres, y permitiendo que éstas afronten de otro modo su trayectoria profesional.

Aunque la crisis podría afectar al modo en que se implante completamente la reforma, no cabe duda de que España aún está muy lejos de alcanzar la realidad del país nórdico: tres meses de permiso intransferibles para cada padre, y tres meses más que sí son transferibles. La reforma aprobada establece cinco meses para cada padre y otros dos más que el padre o la madre pueden cederse entre sí, y el objetivo es que esté completamente implementada en 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario