martes, 11 de febrero de 2014

BENEFICIOS DE PRACTICAR UNA SANA SEXUALIDAD


Se han realizado muchos estudios que demuestran los beneficios de una buena sexualidad, ya sea de manera individual o en pareja. Y tenemos que hablar de la “Química del amor”, que es el conjunto de la segregación de hormonas, enzimas, neurotransmisores, etc. Que generan efectos positivos en todos los niveles de nuestro ser.
A continuación mencionaremos algunos:
· Las relaciones sexuales nos hacen más inteligentes: ya que se experimenta un crecimiento en las células nerviosas, lo cual estimula el estado de alerta, según Daily Mail. Este crecimiento de células se sitúa en el área responsable de la memoria y del aprendizaje, esto tiene un efecto protector contra el declive intelectual. (Universidad Italiana de Pavia).
· Aumenta la autoestima: al subir los niveles de testosterona, nos hace sentir más competentes, con mayor autoconfianza y sensación de bienestar; también al tener experiencias sexuales positivas nos ayuda a la aceptación y comprensión de nuestra sexualidad y deseo propio. (Fisher y Hurberet y Whittaker, 1991)
· Refuerza el vínculo familiar: al segregar prolactina y oxitocina favorece los vínculos y según Samuel Weiss forja los recuerdos que forman parte de las conductas de apareamiento.
· El tener relaciones sexuales ayuda a resolver problemas interpersonales: ya que al mejorar la autoestima, mejora el clima de confianza entre las relaciones personales, fomentando el compañerismo y disminuye la violencia, la presencia de sensaciones placenteras inhiben los actos violentos. (Healthy Sex Life Could Improve Career).

· Ayuda a mantener nuestro cuerpo saludablemente: la hormona de-hodro-epi-androesterona (DHEA); promueve la energía sexual y se creé que tiene un efecto antienvejecimiento. A demás al segregar óxido nítrico, que es un vasodilatador ayuda a dilatar otras arterias y mejora la circulación. También mejoramos el sistema inmunológico, previniendo enfermedades; ya que se mejora la circulación del fluido linfático, encargado de eliminar bacterias, toxinas y otras bacterias (Zuñiga Gil).
·      El orgasmo estimula el olfato: esto es debido a la prolactina que segregamos después de tener un orgasmo, esta hormona hace que se desarrollen más células nerviosas en el bulbo olfativo cerebral (Adrian Sapetti).

· Ayuda a nuestra relajación: al segregar endorfinas, ya que cuentan con propiedades sedantes y analgésicas, que pueden elevar el lumbral de dolor. También la liberación de neurotransmisores como la dopamina, serotonina y noradrenalina devuelven la paz al cuerpo y tienen una función reguladora del sueño. ( Adrián Sapetti y J.Carlos Kusnetzoff)

No hay comentarios:

Publicar un comentario