viernes, 14 de febrero de 2014

EL MÉDICO DE FAMILIA TAMBIÉN ABORDA LA SEXUALIDAD

 
El médico de familia es el interlocutor idóneo para consultar las dudas y problemas que puedan presentarse en torno a la sexualidad, y no sólo por la confianza que genera en el paciente, algo de por sí muy importante. Además de su actitud receptiva y abierta, lo cierto es que se trata del colectivo médico que dedica más tiempo a formación en este área, mediante la realización de talleres y cursos especializados, convirtiéndose en el profesional apropiado para resolver diferentes cuestiones sexuales en una primera instancia, dado su trato cercano con los pacientes y el conocimiento que suele tener de sus circunstancias personales. La mayoría de las dudas en materia sexual que se le planteen serán respondidas, y los problemas resueltos o derivados al especialista más indicado o al sexólogo. 
En España no existe una especialidad médica que aborde específicamente los problemas sexuales de los pacientes, por lo que la deficiencia formativa de los médicos en este aspecto se cubre con formación en sexología a través de cursos y másteres. Sociedades científicas como SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria), a través de su Grupo de Sexología, realizan una labor importante en este sentido. La relación beneficiosa que se establece entre una buena sexualidad y una buena salud debe ser motivo suficiente para, dejando de lado prejuicios o excusas, acercarnos al médico de familia. Ya sea para consultar dudas, como es más habitual entre los jóvenes, o para buscar soluciones a problemas o disfunciones sexuales, como hacen más frecuentemente los adultos, la respuesta será satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario