lunes, 24 de febrero de 2014

UNA NIÑA CON DOS MADRES Y UN PADRE

La Ley de Derecho de Familia, que entró en vigor en la provincia canadiense de la Columbia Británica el pasado marzo de 2013, ha permitido inscribir a tres personas como progenitores de un bebé. En el certificado de nacimiento de la niña, de nombre Della y pocos meses de edad, figuran sus dos madres y su padre, de acuerdo a los deseos de los tres. Danielle y Anne son una pareja de lesbianas que optaron por concebir a su hija con semen de su amigo Shawn, en lugar de recurrir a un donante anónimo, y sus deseos de compartir los derechos y deberes que conlleva la paternidad quedaron explícitamente reflejados en un documento firmado antes de la concepción. No querían privar a su hija de la figura paternal de un hombre que se involucrara en su desarrollo y educación, y para conseguirlo era requisito imprescindible firmar un contrato en el que figuraran las responsabilidades y funciones que ejercerían cada uno tras el nacimiento de la pequeña. La pareja de mujeres tienen la custodia y se responsabilizan de su cuidado; el padre tiene derecho a visitas, y a participar en decisiones importantes como su escolarización u otras relativas a su salud.
Es la primera vez que se certifica esta situación de partida en Canadá. Otros casos se habían reconocido anteriormente, pero de manera excepcional, en los tribunales y tiempo después del nacimiento, pues en Canadá es posible que un padre sepa qué hijos se han engendrado con su esperma. Cuando se aprobó la Ley de Derecho de Familia, la ministra de Justicia de la Columbia Británica, Shirley Bond, la justificó como una adaptación a los cambios de la sociedad en respuesta a las necesidades de las familias modernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario