viernes, 14 de marzo de 2014

¿QUÉ HAGO SI MI PAREJA TIENE MÁS DESEO QUE YO?



Empecemos por recordar que la sexualidad la tenemos desde que nacemos y nos acompaña hasta que morimos, y que entre otras cosas nos ayuda a expresar nuestras emociones; dicho esto, cada persona expresa sus emociones de manera distinta, hay personas que solo a través del contacto sexual expresan su afectividad, no saben o no requieren de más gestos o palabras para hacerlo; sin embargo dentro de una pareja esto  puede llevarse mal, pues genera malos entendidos del tipo: “me siento utilizado/a,  si no respondo a su demanda pensara que no la/lo quiero, como no le apetece es que ya no le atraigo, si no me desea o no se acerca me siento ignorada/o, si no tiene sexo conmigo es porque tiene un/a amante. Además, pueden surgir etiquetas mal usadas como: estoy con un pervertido o con una ninfómana.
Dentro de la pareja, ninguna de las dos partes debe sentirse amenazada o forzada por la otra al tener más o menos deseo sexual y expresarlo; para evitar este tipo de conflictos es imprescindible la comunicación entre la pareja de las necesidades de cada uno/a,  para poder encontrar el ajuste o la armonía en ese contacto sexual, de manera que cada parte se encuentre satisfecha. 
También es positivo hacerle ver a la pareja que no solo, o no siempre  puede expresar sus emociones a través del acto sexual, enseñarle que tiene un abanico de posibilidades y recursos  para demostrar lo que siente por la otra persona.
Pueden surgir otros problemas en la pareja del tipo de premiar o castigar con el acto sexual, por ejemplo: si me encuentro bien contigo, has sido bueno/a, permito o no el encuentro sexual, sin darse cuenta que eso también afecta a la sexualidad de quien genere ese tipo de intercambio, es decir, no es que castigue o premie a mi pareja, es que de esta manera se esta premiando o castigando la misma persona. Esto es muy dañino para el vínculo de la pareja, la expresión sexual no debe estar sujeta a este tipo de intercambios, sino ser fruto del auténtico deseo y buscar el beneficio de ambas partes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario