miércoles, 23 de abril de 2014

LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA DESBANCADA POR EL PRESERVATIVO



En España, la anticoncepción hormonal es el segundo método más usado, aunque aún así su impacto es muy inferior al que tiene en países vecinos. Según un artículo publicado en The European Journal of Contraception and Reproductive Health Care, un 20% de las mujeres que usa anticoncepción opta por la píldora en España, frente al 58% que lo hace en Francia o al 60% en Portugal. La media mundial se mueve en torno al 28%.

Los especialistas barajan varias razones por las que esto puede suceder:
  • Por una parte, los mitos alrededor de la píldora, como el de que la píldora engorda y sus posibles efectos secundarios. Los ginecólogos subrayan que los anticonceptivos utilizan el mismo estrógeno que el que fabrica el ovario de manera natural y que su uso puede ser beneficioso para prevenir el cáncer de ovario o endometrio. El gestágeno es la hormona que contiene la píldora, el parche, el anillo vaginal, el implante y la inyección, los cinco métodos anticonceptivos hormonales que existen en España. Esta sustancia tiene tres mecanismos de actuación en el aparato reproductor femenino: inhibe la ovulación, espesa el moco cervical y provoca cambios en el endometrio. En la mayoría de estos métodos, el gestágeno se combina con estrógenos, cuya administración regula los sangrados mensuales y los hace menos abundantes gracias a su función procoagulante. 
  • No protegen contra las infecciones de transmisión sexual. 
  • Necesitan receta y algunas chicas jóvenes sienten vergüenza a la hora de ir a pedirla. 
  • También están quienes sienten certeza acerca de la efectividad de los métodos naturales. 
La Federación de Planificación Federal Estatal (FPFE), basándose en los resultados del Barómetro del acceso de las mujeres a la libre elección de anticonceptivos modernos en 10 países de la UE, denunció en septiembre la escasa educación sexual en los centros educativos. En muchos de los aspectos evaluados por este barómetro, como en sensibilización, España sólo queda por encima de países como República Checa, Italia y Lituania. Aprueba justo en educación y formación de profesionales con poco más de un cinco.

Los jóvenes españoles siguen optando por el preservativo por encima de otros métodos, porque es fácil de conseguir y protege contra las infecciones de transmisión sexual.

El precio es otro de los aspectos que pueden determinar la elección de método. Aunque por ejemplo España está a la cabeza de Europa en el uso del anillo vaginal; un método anticonceptivo recién llegado (desde 2003 se comercializa en nuestro país) que cuesta más de 15 euros al mes. El parche, el otro hormonal, tiene menos éxito por varias razones de comodidad y seguridad y el inyectable, el más barato de todos los anticonceptivos con hormonas (3€ cada 3 meses), tampoco ha conseguido calar entre la población femenina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario