viernes, 17 de abril de 2015

UNA CONFERENCIA EXPONE LA COMPLICADA REALIDAD DE LA MUJER CENTROAMERICANA.


La Asamblea de Cooperación por la Paz ha impulsado una conferencia, impartida hoy por la salvadoreña Rina Abrego y la dominicana Cristiana Luis, para evidenciar la situación actual y real de la mujer en los países centroamericanos y en el Caribe.

Rina Abrego ha expuesto durante su intervención las labores que desempeña la organización Aproxal, de la que forma parte, una entidad que lucha por los derechos del ser humano en términos de salud, con especial énfasis en las que afectan a la mujer.

La cooperante ha destacado las acciones que desempeñan para recuperar la "libertad de decisión" en el tema del aborto, ya que el sistema judicial de El Salvador pena con hasta 40 años de cárcel la práctica abortiva, incluso cuando son involuntarios.

Para Abrego, esta situación podría revertirse con la aplicación de una política de "educación sexual" que en la actualidad no contempla su país.

Además, la salvadoreña ha resaltado las "actitudes machistas" que todavía se ven reflejadas en multitud de mujeres, para lo que es necesario un "proceso de deconstrucción" en el que cuesta "interiorizar conceptos" tras años "sometidas".

Por otra parte, Cristiana Luis, en representación del Movimiento de Mujeres Dominicanas (MUDHA), que lleva treinta años luchando por los derechos de las mujeres dominicanas y emigrantes de ascendencia Aitana, colectivo que representa la mayoría de la población del país.

Luis ha descrito la situación "discriminatoria" del estado dominicano, que sólo da un "30 por ciento" de oportunidades a la mujer, un porcentaje irreal, frente al 70% del hombre.

Para reflejar esta realidad, la cooperante ha explicado cómo en su país no se les permite a las mujeres ser presidenta de la República, incluso habiendo ganado las elecciones han tenido que renunciar a su puesto.

Este movimiento ha logrado modificar algunas leyes en relación a temas como el aborto, aunque la influencia de ciertas autoridades ha logrado impedir la aplicación de una política de educación sexual en las escuelas o algunos de los avances obtenidos durante la Conferencia Mundial sobre la Mujer de Beijing, que no tienen aplicación práctica para la sociedad.

Abrego y Luis han pedido a los asistentes durante su exposición que difundan esta realidad, ya que desde España también es posible llevar a cabo acciones para ayudar a sus países de origen.

 Enlace a la fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario