jueves, 26 de noviembre de 2015

LOS HIJOS NO FRENAN LAS CARRERAS DE LA MUJER, SON LOS MARIDOS


Lo dijo Sheryl Sandberg en 2013 la autora del libro Lean in, en español Vayamos hacia adelante: una de las claves en el éxito profesional de la mujer es la elección de una buena pareja. 
Sandber, número de dos de Facebook, sentenciaba claramente no conocer a ninguna mujer con éxito  profesional que no contara con el apoyo total de su pareja, hasta aquí todo bastante obvio pero ¿y las que han conseguido llegar a la cúspide? ¿Lo hacen solas o acompañadas? 
Existe la creencia generalizada de que sólo las mujeres solteras llegan a lo más alto, extrayendo de ahí la fatídica conclusión de que para triunfar profesionalmente debes elegir sacrificar hijos y pareja. 
Bien, esta autora nos cuenta que la mayoría de las mujeres líderes en el mundo de los negocios tiene pareja, pero eso sí, muy bien escogida. 

Según el informe elaborado por Fortune la representación femenina en las altas esferas en las 500 compañías más importantes del mundo es de tan sólo del 20%, y menor aún en España, que apenas llegamos a un 17,32% en los consejos de administración de las empresas del Ibex 35 según el informe elaborado el pasado Marzo por el IESE Business School. 

Esta desigualdad se ha achacado a la creencia de que las mujeres prefieren dedicar más tiempo al cuidado de la familia y del hogar, pero en un estudio publicado en 2014 en Harvard Business Review, demostraba que la mayoría de las mujeres que afirmaban no sentirse satisfechas con el desarrollo de su carrera profesional no se debía a haber decidido voluntariamente dejarlo a su segundo plano para volcarse en los hijos sino a haber dado prioridad a la carrera de sus parejas. 

Una de las autoras del estudio, Pamela Stone, afirmaba a una entrevista concedida a El país que “si hay que buscar un culpable, es la propia sociedad. Las mujeres se sienten presionadas no solo por sus parejas, sino también por las instituciones y las empresas. Se da por hecho que ellas se harán cargo en mayor medida de los hijos y de las obligaciones de la casa”  

El estudio se realizó entre graduados de Harvard Business School, donde los resultados revelaron que un 60% de los hombres estaban satisfechos con el desarrollo de sus carreras y sus posibilidades de ascenso, en el caso de las mujeres la cifra se quedaba en un 40%. 
El objetivo del estudio era analizar las aspiraciones de hombres y mujeres formados en la misma escuela y entrenados para asumir roles de liderazgo. Un 75% de los hombres esperaba que, tras finalizar sus estudios, fueran las mujeres las que se harían cargo del cuidado de los niños en mayor medida, el 50% de las mujeres asumía que ése acabaría siendo su rol. Igualmente el 70% de los hombres daban por hecho que sus carreras tendrían prioridad sobre las de sus esposas. Del mismo el 40% de las mujeres presagiaban lo mismo. 

Al preguntar a las mujeres sobre los motivos de su falta de oportunidades la gran mayoría coincidía en que se les había dejado de considerar candidatas debido a la maternidad, por haber solicitado horarios flexibles o jornadas reducidas. 

Apelando a la comunicación “las parejas jóvenes que estén pensando en crear un proyecto de vida común deberían tener una conversación sobre cuáles son sus pretensiones laborales y personales. Es muy importante escoger a la persona que respete nuestros deseos”, indica Pamela Stone

No hay comentarios:

Publicar un comentario